martes, 1 de diciembre de 2009

Miércoles Santo de 2008

Pasada la Semana Santa de 2008 apareció publicado en el portal de internet ARTESACRO un artículo de nuestra hermana Pastora María Palma. Gracias y ánimo a todos/as los/as hermanos/as a que contribuyan con la hermandad dando testimonio de nuestras cosas.

Para la Real Archicofradía del Santísimo Sacramento, Fervorosa Hermandad de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Misericordia, Santa María de la Caridad, San Juan Evangelista y Santa Ángela de la Cruz de Cantillana, amanecía el 19 de marzo de 2008 (miércoles santo) como un día de inmensa alegría, los deberes estaban bien hechos y el día de la estación de penitencia por las calles de nuestro querido pueblo había llegado. Atrás quedaban los solemnísimos cultos internos y un año lleno de esfuerzo y trabajo, que para colmo había sido corto, ya que la Semana Santa de este año había caído bajísima. La larga madrugada anterior terminó a las 5:30 h. cuando se acabó de instalar el monumento eucarístico del jueves y viernes santo así como de colocar las flores de nuestros pasos. No saben lo bien que suena en nuestros oídos “nuestros pasos”, y es que hasta la Semana Santa de 2007 sólo procesionaba el Cristo de la Misericordia.
La Santísima Virgen de la Caridad, obra del insigne imaginero D. Francisco Buiza Fernández, fue bendecida el 8 de diciembre de 1971 y acompañó al Cristo de la Misericordia en su paso durante algunos años formando un Stabat Mater que, por criterio de la junta, no perduró. Se decidió que lo hiciera en paso de palio cerrando la completa cofradía del miércoles santo. Durante años la hermandad no ha cejado en dicho empeño, por supuesto sin abandonar jamás sus principales fines: culto, bolsa de caridad… y dándole principal relevancia al culto al Santísimo Sacramento del Altar. En los últimos años se emprendió la ejecución del paso de palio que este año ha sido la admiración del pueblo de Cantillana y que tras su colocación en nuestro templo parroquial en las vísperas de Semana Santa ha sido fruto de todos los elogios y de innumerables visitas de los cantillaneros, así como de felicitaciones a la junta de gobierno.
A medio día, cumpliéndose las previsiones meteorológicas, hizo aparición la muy deseable lluvia que se anunciaba para este día; deseable por ser tan necesaria y escasa, recordemos que este año ha sido un año pésimo en lo que a precipitaciones se refiere, pero inoportuna total ya que no aliviaba en nada la sequía (cayeron muy pocos litros) y además se presagiaba la complicación de la cofradía. La tarde fue avanzando en la misma tónica y llegada la noche las predicciones no eran nada buenas. A las 20:00 h. comenzaban a llegar los costaleros bajo un fuerte aguacero, a las 21:00 h. los nazarenos citados a dicha hora, ya que la cofradía tiene su salida a las 22:00h. La junta de gobierno se reúne en cabildo de oficiales a las 21:00 h. decidiendo esperar al último parte meteorológico que se solicitaría a las 21:45 h. De nuevo se reúne el cabildo y a las 22: h. aparece en el presbiterio de la parroquia la Junta en pleno y por último nuestro Hermano Mayor que nos comunica de forma serena y segura lo que todos presagiábamos: la estación de penitencia pública de 2008 no se llevaría a cabo, era lo más sensato y digno de elogiar, dado todo lo que encerraba la de este año (sentimientos de muchas personas, algunas incluso que se han quedado en el camino y ni tan siquiera habían visto a la Virgen en su paso, como sí nosotros lo habíamos hecho). Una vez más mi hermandad denotaba la seriedad que ha sabido ganarse a lo largo de los años. Para mí la seriedad no consiste sólo en vestir túnica negra y esparto, la seriedad es fruto de actuaciones a lo largo de la historia y que van marcando e imprimiendo carácter.

Se nos comunicó que en quinde minutos se organizaría un vía-crucis por las naves del templo con la cruz de guía acompañada de sus dos faroles y que iría recorriendo las catorce estaciones representadas en cuadros que se encuentran distribuidos por el mismo, terminando con la XV estación (La Resurrección) que se haría en los escalones del altar mayor y posteriormente se moverían los pasos para colocarlos de nuevo en su sitio. Se dio orden que se abrieran las puertas de la iglesia y que entrase el pueblo que esperaba la salida de la cofradía. Cuentan los que entraban que era sobrecogedor, la imagen que se encontraron fue maravillosa, los pasos encendidos, el humo del incienso y la emoción de la cofradía. D. Fernando, nuestro párroco, había invitado a D. Luís, un sacerdote que ya es el segundo año que pasa con nosotros los días de Semana Santa, y declinó en él la invitación de leer las estaciones del vía-crucis, y entre cada una de ellas los dos tríos de música de capilla interpretaban saetas con sus instrumentos, a la finalización del mismo se colocaron los pasos ante nuestro altar y tres saeteros hicieron aún más emocionante el acto cantando saetas a nuestros titulares con sus voces desgarradas.
Quiero dar las gracias a todos/as los/as allí presente, por su magnífico comportamiento, desde hermanos nazarenos, acólitos, costaleros, capataces y a todo el pueblo en general que colabora en todo lo que mi hermandad hace.
Gracias de todo corazón y espero que nos quede la esperanza de seguir estando todos unidos para disfrutar al año que viene igual o aún más si cabe que este.

Pastora María Palma Vega

No hay comentarios:

Publicar un comentario