domingo, 29 de agosto de 2010

REGLAS DE LA HERMANDAD (VII)

CAPITULO II

DE LOS CABILDOS DE OFICIALES

REGLA 65ª
DE LOS CABILDOS DE OFICIALES EN GENERAL

Son las reuniones periódicas que realiza la Junta de Gobierno, a las que asisti-
rán los Oficiales, el Director Espiritual, los vocales y quien fuere requerido por la Junta de Gobierno con carácter puntual.

Los Cabildos de Oficiales, que se iniciarán siempre con la invocación del Espíritu Santo, serán convocados por el Secretario por mandato del Hermano Mayor, quien fijará el Orden del Día. La convocatoria se hará, al menos, con cuarenta y ocho horas de antelación, salvo que la totalidad de la Junta estuviere presente y decidiere constituirse en Cabildo.

El Cabildo, después de haber sido convocado con la antelación establecida, estará válidamente constituido si comparecen en primera convocatoria el setenta y cinco por ciento de los Oficiales, y con la mitad mas uno de estos en segunda convo-catoria.

El Cabildo estará presidido por el Hermano Mayor, tomándose los acuerdos por mayoría simple, en votación abierta o secreta, si así lo pidiere alguno de los Oficiales.

Se levantará Acta de la sesión con las circunstancias de lugar y tiempo, puntos de deliberación, forma y resultados de las votaciones y contenido de los acuerdos. Serán firmadas por todos los presentes al Cabildo. Cabe la posibilidad de hacer constancia expresa del voto contrario en una votación y los motivos que lo justifiquen.

REGLA 66ª
DE LAS CLASES DE CABILDOS DE OFICIALES

A tenor de que los Cabildos de Oficiales estén previstos en estas Reglas y tengan a lo largo del año una fecha o periocidad determina-da, o, por el contrario, no concurran estas circunstancias, los Cabildos se considerarán ordinarios o extraor-dinarios.

REGLA 67ª
DE LOS CABILDOS ORDINARIOS DE OFICIALES

Con carácter de ordinario, los Oficiales celebrarán Cabildo una vez al mes, con un número mínimo de once en el año, donde se tratará de la dirección de la vida de la Hermandad, de la administración de sus bienes, de la gestión y resolución de los asuntos de trámite y de todos los demás que no estén atribuidos al Cabildo General. También le corresponde la competencia en aquellos asuntos extraordinarios y de máxima urgencia que no permitan esperar a la convocatoria del Cabildo General, al que se dará cuenta para su ratificación en su caso.

Servirán de seguimiento de las distintas misiones operativas de los Oficiales de la Junta, así como de las Comisiones de Trabajo.

Les corresponde la convocatoria de los Cabildos Generales y llevar a cabo la ejecución de sus acuerdos.

Se celebrará Cabildo Ordinario de Oficiales previo a las salidas procesionales del Miércoles Santo y de la Festividad del Corpus Christi, para organizar, discutir y aprobar, todo lo relativo a las mismas. Este Cabildo, si su eficacia quedare asegurada, podría hacerse coincidir con el Cabildo mensual.

No podrá ser objeto de acuerdo ningún asunto que no figure en el Orden del Día, salvo que estén presentes todos los miembros de la Junta de Gobierno y deci-dieran lo contrario.

En el apartado de Ruegos y Preguntas se harán las sugerencias de temas a tratar en próximos Cabildos, salvo que concurran las circunstancias del apartado anterior.

El Oficial de Junta que, sin causa justificada, faltare a tres Cabildos consecu-tivos o a cinco en el año, podrá ser dimitido y sustituido por el Hermano Mayor, con la comunicación correspondiente a la Autoridad Eclesiástica.

REGLA 68ª
DE LOS CABILDOS EXTRORDINARIOS DE OFICIALES

Con carácter extraordinario, la Junta de Oficiales se constituirá en Cabildo en los siguientes casos:

- Cada seis años, para aprobar las candidaturas presentadas para el proceso de Elecciones Generales, y confeccionar y aprobar el censo que habrá de tenerse en cuenta, o antes si hubiere necesidad de elecciones anticipadas.

- Cada seis años, para dar posesión a la nueva Junta de Gobierno, o antes si fuere necesario elecciones anticipadas.

- El Miércoles Santo o/y el día de la Festividad del Corpus Christi, con anterio-ridad a las Procesiones, si la meteorología o causa de fuerza mayor así lo requiriese.

- Siempre y cuando a ello diere lugar la solicitud escrita por un mínimo del diez por ciento de los hermanos con derecho a voto para celebrar Cabildo General, según lo establecido en la Regla 13ª.

- Siempre y cuando así lo creyere necesario el Hermano Mayor o la mayoría simple de los Oficiales con derecho a voto.

- A petición expresa del Director Espiritual, por la urgencia o gravedad del asunto a tratar.

En los Cabildos Extraordinarios de Oficiales se tratarán, sólo y exclusiva-mente, los asuntos del Orden del Día que los hayan motivado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario