sábado, 30 de julio de 2011

75 Aniversario de la ocultación del Santísimo durante la contienda civil en Cantillana

El 26 de Julio de 1936 la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción fue profanada y saqueada por el odio anticlerical y la incultura más exacerbada por el bando republicano. Casi todos los ornamentos de la parroquia y gran parte de los de la hermandad sacramental fueron quemados y arrojados al río. Entre ellos destacaban un simpecado bordado en oro y pedrería y un palio de terciopelo negro. La mayoría de los objetos de orfebrería perdidos pertenecían a la citada hermandad, habiéndose salvado los pertenecientes a la parroquia y el Santísimo Sacramento. Entre los primeros figuraban una custodia, el sagrario para la exposición el Jueves Santo, un ostensorio, dos lámparas de plata, el guión Sacramental, cuatro candelabros de plata, una naveta y una crismera de plata, un manifestador, etc… ”.

El Santísimo fue ocultado en casa de las hermanas Joaquina y Carmen Espinosa Pino en la calle Iglesia, depositándose en una caja de madera propiedad de la familia Díaz Gallardo y colocándose en un armario, donde permaneció oculto durante un tiempo durante la contienda civil. El bando republicano asalto en contadas ocasiones la casa de las hermanas, no obstante en el primero de los asalto las hermanas estaban prevenidas y trasladaron al Santísimo a la casa de Pastora Solís, viviendo esta justamente al lado. En un segundo asalto y de forma improvista, una de las hermanas cobijo al Santísimo en su pecho salvando de esta forma a nuestro Señor Jesucristo de los trágicos sucesos durante la guerra civil. Hoy 30 de Julio de 2011 queremos conmemorar el 75 aniversario que estas hermanas pusieron a salvo a Jesús Sacramentado.

"Casa de las hermanas Joaquina y Carmen en la calle Iglesia

donde se ocultó el Santísimo Sacramento durante la contienda civil"

Pastora Guerrero Gallardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario