sábado, 16 de febrero de 2013

“Benedicto XVI ha contribuido a restaurar certezas y clarificar doctrinas”

El arzobispo de Sevilla ha valorado este mediodía ante los medios de comunicación la decisión de Benedicto XVI de renunciar al Papado, y ha calificado al pontífice como “uno de los más grandes teólogos del siglo XX, que ha rendido un gran servicio en el plano de la comunión doctrinal”.
En este sentido, mons. Asenjo Pelegrina subrayó que Benedicto XVI “ha contribuido a restaurar certezas y clarificar doctrinas que necesitaban de una cierta clarificación”. Destacó también su trilogía sobre Jesús de Nazaret, “ya que sólo por eso merecería nuestro reconocimiento”.

“Extraordinariamente humilde, como todos los sabios”
En cuanto a la situación que se abre a partir de ahora en la Iglesia, el prelado sevillano hizo especial hincapié en el hecho de que el Santo Padre “haya precisado todo muy bien, dando la fecha del 28 de febrero a las ocho de la tarde” como el momento a partir del cual comenzará a regir la normativa establecida para los casos de sede vacante (constitución apostólica Universi Dominici Gregis, del 22 de febrero de 1996). Recordó los contactos que ha mantenido con el pontífice antes incluso de ser nombrado papa: “en aquellas visitas anuales a Roma me pareció extraordinariamente humilde, como todos los sabios”, apuntó. El arzobispo completó el perfil del Santo Padre afirmando que se ha tratado de un papa mucho menos mediático, pero con una trayectoria de servicio a la Iglesia ejemplar”.

“Tenía la corazonada de que esto podía ocurrir”
Reconoció que “esto abre un camino para futuras renuncias”, así como que “tenía el pálpito, la corazonada de que esto podía ocurrir tras cubrirse las últimas vacantes del Colegio Cardenalicio el pasado 6 de enero. Creo –añadió- que era algo que cabía esperar”. En cuanto al momento elegido para anunciar su renuncia, el arzobispo de Sevilla afirmó que no ve “nada digno de comentario”. “Tal vez buscaba una fecha de la Virgen, la Virgen de Lourdes”, comentó. Preguntado por la fecha en la que podría haber un relevo en el Pontificado, el apuntó la posibilidad de que “antes del Domingo de Ramos tengamos nuevo pontífice, si bien –añadió- es sólo una impresión”.

“Quisiera que futuro Papa fuera un hombre de Dios”
En cuanto al futuro pontífice, mons. Asenjo reconoció que “quisiera que fuera un hombre de Dios, es el requisito básico, que tenga una profunda vida interior, que beba en la oración aquello que va a proponer o enseñar, que tenga una buena formación y que sea abierto a las urgencias, dolores y sufrimientos de la Iglesia y los hombres de nuestro tiempo”. “Que tenga las antenas bien abiertas”, añadió. En este sentido comentó que no cree “que nadie aspire a llevar sobre sus hombros una carga tan pesada. Al que le cae, la asume con alegría, nadie la busca, como ninguno buscamos el episcopado. Es un oficio que sobrepasa nuestras capacidades y nuestras fuerzas”, concluyó. En referencia a las deliberaciones del futuro cónclave, el arzobispo renunció a “entrar en esas quinielas y en ese juego. El protagonista de los cónclaves –concluyó- es el Espíritu Santo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario